Image Map
20
may

Buscar trabajo es un trabajo

pisadas2La búsqueda de trabajo es lo que más proactividad exige de todos los que estamos en el mercado laboral. Tanto si estás terminando tus estudios y pretendes incorporarse por primera vez a un puesto de trabajo, como si, por gran variedad de motivos y motivaciones, estas cambiando de rumbo profesional tras varios años de experiencia en alguna empresa. Por lo tanto, impulsar nuestro desarrollo profesional nos va a llevar a definir muy bien qué y cómo debemos hacerlo.

Los siguientes diez puntos te pueden ayudar a enfrentarse a este gran desafío:

1. Organización, organización, organización.

Estructurar tu plan de trabajo para encontrar el trabajo requiere una gran dosis de organización, motivación y persistencia. No vale sólo bucear en los portales de empleo en busca de gangas. Como cualquier desempeño profesional debemos fijarnos objetivos, dedicarle horas, saber donde vamos y porqué, preparar una agenda. Una buena recomendación es plantearnos nuestra búsqueda en días fijos de la semana(si es nuestra única ocupación), establecer nuestros paso a llevar a cabo y …¡seguirlos!

2. Autodiagnóstico y definición de estrategia.

No a todos nos va a funcionar el mismo modo de proceder en la búsqueda de empleo. Somos diferentes, las empresas son diferentes, momentos son diferentes. Para poder definir cómo debemos llevar a cabo un trabajo como este, el primer paso es autoconocerse. Y no solamente una vez, es un ejercicio mental que requiere repetición periódica. El punto de partida puede ser definir claramente tus fortalezas y tus debilidades. (Normalmente una de las preguntas típicas de una entrevista de trabajo suele ser “díme tus fortalezas y tus debilidades”, y si no has pensado en ellas previamente, puedes verte comprometido y poner en riesgo la entrevista.) Luego, sin ninguna duda, debemos “poner en marcha nuestros recursos”, es decir trazar un camino, una estrategia de cómo mejorar nuestras posibilidades de lograr el deseado puesto de trabajo. Algunos necesitarán más esfuerzos en la “promoción”(visitas a empresas, networking, contactos), otros tendrán que “afinar” sus fortalezas (nuevas habilidades, experiencias profesionales de tránsito), otros van a tener que redefinir sus objetivos laborales a causa de los cambios acaecidos en el entorno.

3. Conoce tu mercado objetivo.

Debes hacerte experto del entorno empresarial que te rodea, del sector en que pretendes trabajar, seguir información concerniente a las empresas que te interesan en la prensa, acudir a los eventos en los cuales participan representantes y, lo más difícil, ser creativo en tu aproximación hacia ellas. Pon el punto de mira en las empresas que más te motivan y diseña un “plan de caza” para cada una de ellas.

4. Hazte visible.

Pero no de cualquier modo ni tampoco saturando con tu presencia. Redes Sociales son un gran aliado en posicionamiento profesional y branding, pero no debemos olvidar que buscando empleo necesitamos también de contacto presencial. Pues, sé que a veces es complicado pero lo que suele funcionar, es comentar a muchas personas que estas buscando trabajo, qué te interesa, cuales son tus ambiciones (sí, tener ambiciones no es malo!!). Boca-oreja es casi siempre mejor manera de darte a conocer.

5. Horarios y evaluación de logros.

En la búsqueda de trabajo debes ser consecuente, coherente y armarse en mucha motivación y resistencia. Pero todo esto pasa por algo tan mundano como cumplir horarios de trabajo, que tu mismo te impones en la búsqueda de empleo. Tanto si decides dedicar 4, 6, u 8 horas diarias a tu estrategia, es conveniente que sean en los horarios establecidos. No vale “parchear” con algunos momentos al final de la jornada, viendo partido de Champions!. Otro aspecto importante es mantener control de lo conseguido y evaluar periódicamente si seguimos en la senda correcta. Esta evaluación, con espíritu constructivo, tiene doble cometido, realizar ajustes si nos hemos desviado del camino hacia nuestro puesto deseado, y levantar la moral al comprobar que estamos cumpliendo!!! :-)

6. ¡Aprende algo nuevo!

Etapa de buscar trabajo no significa que el mundo, nuestro mundo, se detiene. Debemos seguir mejorando nuestro perfil de competencias. Si bien, algunos vamos a matricularnos en un Master o cursos de especialización, otros optaremos por formación más acorde a nuestros intereses eligiendo oferta de los cursos MOOC, o aprendiendo diseño gráfico, o apuntándonos a una academia de idiomas (esto siempre es una buena idea!!). Y sólo, decirte que, formarse tiene dos ventajas, una -aprendes!, otra- puedes demostrar a tu futuro empleador que no “has parado” ni en la etapa de transición.

7. Networking no lo es todo, pero es… mucho.

Hacer networking está de moda, pero no siempre es fácil. No todos los días podemos acudir a eventos interesantes, no siempre sabemos cómo acercarnos a las personas que puedan interesarnos en nuestra búsqueda de trabajo.Pero hay algunos simples cometidos a mano de cualquiera. Lee y comenta blogs de temas profesionales. Pide consejos a los profesores o compañeros de tu carrera. Apúntate a una ONG. Acude a actos culturales. Hasta pasea a tu perro pensando en “¿a quién puedo conocer hoy?”. La clave de todo esto es: “practicar, practicar y practicar”. Piensa que si haces 1 contacto nuevo cada día, al cabo del año puedes tener 365 nuevas oportunidades que pueden acercarte a un empleo. Y según muchos expertos hasta 60% de los que buscan empleo, lo encuentran gracias a sus redes de contactos.

8. Piénsatelo bien antes de enviar tu candidatura.

Si no cumples los requisitos “de corte” de la empresa-no presentes tu candidatura. Si, en el fondo, no sabes nada de las tareas del puesto ofertado- no te presentes. Si la oferta es para un perfil muy inferior a tus cualificaciones y no sabes como argumentar (al seleccionador y a ti mismo) porque quieres cubrirla-no te presentes. Si no estás dispuesto a trabajar en las condiciones que ofrece empresa(movilidad, horarios, comisiones)-no te presentes. Aviso: saltarse estas condiciones, sólo va a conseguir que, si te llamen para la entrevista, saldrás frustrado, desanimado y haber quemado cartuchos muy valiosos.

9. Cada trabajo necesita su descanso.

Debes organizarte tu tiempo de ocio. Dedicarte a tus hobbys, amigos, mascotas. El periodo de búsqueda no debe ser percibido como un castigo. Igual como no lo es cuando estés trabajando. Un aspecto muy importante es no abandonar la práctica de deportes. Hacer ejercicio despeja la mente, aumenta optimismo y ayuda a nuestro cuerpo resistir el esfuerzo de la búsqueda de trabajo. Y si temes que apuntarte a un gimnasio o piscina está fuera de tu presupuesto, corre, pasea-esto está al alcance de todos, y además está demostrado que aumenta la creatividad.

10. ¡No te desanimes!

Positividad, resiliencia y sentido de humor serán tus grandes aliados, en los momentos de “bajones” y desesperación. Es normal desanimarse, pero un buen profesional (y también un empleado deseable) sabe como gestionar estos momentos de crisis.

Recuerda: la búsqueda de empleo es un trabajo en sí mismo; requiere esfuerzo, planificación y análisis. Los frutos de la búsqueda se cosechan madurados y tras un (a veces bastante largo) periodo de cuidados.

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR