Image Map
15
may

Colaboración, cooperativismo y redes productivas de emprendedores

collabA veces tenemos una idea equivocada sobre la rivalidad o hipercompetitividad de los emprendedores. Llegar a ser mejor que otros, no compartir el conocimiento, “ser un llanero solitario”, ya no son mejores opciones para emprender. Decir que ser emprendedor implica colaborar con muchas personas y/o entidades es más que obvio, pero no siempre colaborar significa simplemente eso, colaborar. A veces las implicaciones y formas de colaboración van más allá de simple proyecto y se convierten en la parte esencial del modelo de negocio. Para comprenderlo bien, vamos a explicar algunos de los conceptos y como se reflejan en las estrategias de los emprendedores. 

Enfoques nada nuevos de compartir, cooperar, intercambiar adquieren cada vez más importancia con el auge de las Redes Sociales (potenciales colaboradores están solamente a un click), y, porqué no decirlo, por causa de la crisis actual(imposible soportar la carga de desarrollar el negocio individualmente) Se crean nuevos conceptos(o tendencias) de compartir los espacios para trabajar(coworking), emerge crowdsourcing(colaboración colectiva) y crowdfunding(financiación colectiva). Donde todo se basa en la colaboración.

Compartir o intercambiar diferentes servicios o recursos supone cada vez una mejor idea para los emprendedores. El auge de iniciativas como fomento de redes de emprendimiento o redes de innovación abierta son otros de los nuevos rumbos que está tomando actualmente la creación de empresas. Colaborar ya no se limita a partes no esenciales del negocio (como anteriormente mencionados espacios de trabajo o compartir actividades secundarias de su actividad) sino afecta en mayor o menos grado a la generación de nuevas ideas, innovaciones o propio desarrollo de la idea empresarial.

Redes de emprendimiento son una herramienta con al cual instituciones (o propios emprendedores) crean un ecosistema propicio a la aparición de nuevas ideas y nuevos “aventureros” de emprendimiento. A veces se basan en facilitar el asesoramiento al emprendedor o en promover la mentalidad emprendedora en diferentes entornos. Otras veces, las redes de emprendimiento más especializadas ofrecen un feedback en todo el proceso de creación de negocio, actuando como entes de mentorización, coaching, asesores y hasta como gurus (los precedentes exitosos).

Redes de innovación abierta pueden ayudarnos a encontrar idea de negocio, o afinar la que ya tenemos. Gracias a ellas tendremos acceso al conocimiento de los expertos a cuyos servicios probablemente no podríamos permitirnos. También es importante mencionar que muchas de estas redes no son más que puntos de encuentro(en su mayoría virtuales) que debemos buscar. Y hay que saber que realmente pocas se autoadjudican unas etiquetas o nombres tan concretos.

Otro enfoque de colaborar entre emprendedores, muy interesante, es cooperativismo. En un entorno inestable como el de ahora, las formas empresariales colaborativas, como las de la economía social(afianzadas en diversos sectores) están ganando cada vez mayor importancia. Emprender colectivamente, como es el caso de las cooperativas, encuentra cada vez más apreciación social y parece ser considerada como una fórmula de futuro para promover negocios más cercanos, más humanos, estrategias más “democráticas” en el mercado o valores más sociales. Aquí es interesante mencionar a Las Cooperativas de Trabajo Asociado (C.T.A.). La Cooperativa de Trabajo Asociado es empresa de producción de bienes y servicios, y de organización democrática y solidaria, lo que implica que sus socios eligen democráticamente a sus órganos representativos, y por tanto, éstos tienen el control y la gestión de la empresa. Esta forma empresarial es una alternativa nada despreciable para personas que buscan prestar sus servicios arropados por un colectivo y cuenta con varias ventajas fiscales (y hasta ayudas para la financiación) frente a formatos laborales “tradicionales” de autónomos o sociedad mercantil. Y pueden ser una salida fantástica para cambiar tu situación de desempleo o para perfiles profesionales intensivos en conocimiento.

Otro aspecto interesante desde el punto de vista de las ventajas para los emprendedores, quienes muchas veces se sienten abandonados a su destino, es surgimiento de redes productivas (en varios blogs de consultores artesanos podemos leer un debate reciente sobre el tema). Una red productiva es una unión entre profesionales (autónomos, freelancers), pequeñas empresas, emprendedores y hasta alumnos, basada en sinergias, complementariedades y en una estrategia común de colaborar en proyectos o iniciativas de manera democratizada, fundamentada en la profesionalidad de sus componentes y en una ventaja competitiva de cooperación ad-hoc, sin cargas estructurales.

Por lo tanto para emprender debemos no solamente pensar en la idea de negocio, o posibles recursos necesarios, sino también, o sobre todo, empezar tejiendo una red de contactos, sinergias, colaboraciones por muy nimias que sean al principio. Así conseguiremos un abanico más amplio de oportunidades: de negocio, de éxito y de apoyo.

Pues, colaborar parece ser un apuesta de futuro. Colaboremos!!

 

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR