Image Map
13
May

Emprendiendo en el entorno rural

propuesta-de-valorEl campo, los pueblos, lo natural…en general lo rural, ofrecen muchas posibilidades para quienes quieran buscar nuevas salidas profesionales, emprendiendo o simplemente “haciendo algo nuevo”. No es cierto que los entornos rurales son los menos prolíficos en los emprendedores o ideas innovadoras, simplemente a veces oímos menos sobre ellos. Y eso que en muchos casos deberíamos aprender mucho, muchísimo de sus experiencias; por ser creativos, tenaces y muy realistas.

Un informe reciente,“Perfil psicológico y motivacional del emprendedor en el medio rural”, publicado por la Fundación Rodríguez de la Fuente, destaca que “en contra de algunas creencias, el medio rural constituye en la actualidad un vivero para el desarrollo de la actividad emprendedora”. Quiero presentaos algunos ejemplos de iniciativas innovadoras que se han llevado a cabo desde el entrono rural. Apuestas de personas normales, como tú o yo, pero a la vez novedosas y comprometidos con su proyecto emprendedor y su entorno.

Primer gran grupo de emprendimientos “desde lo rural” son todas las iniciativas relacionadas con el medio ambiente y su explotación/preservación. Desde empresas de repoblación de bosques con plantas autóctonas en vía de desaparición, actividades lúdicas con animales ya no aprovechables para el cultivo (como por ejemplo terapias con burros) o restauración de ecosistemas rurales abandonados (acuíferos, forestales, cultivos). Sin embargo, se dan también ejemplos como MiTierra Maps, una plataforma que tiene como el objetivo mejorar el conocimiento y poner en valor el medio rural español, su biodiversidad, cultura y propuestas de emprendimiento sostenible. Microviña, proyecto de Celler La Muntanya en la montaña interior de Alicante apuesta por la recuperación sostenible del minifundio haciendo posible y rentable este modelo de agricultura; creando a la vez un movimiento de carácter social, cultural y medioambiental en colaboración con diferentes entidades pública

Otro grupo de emprendimientos rurales son todos los relacionados con productos alimenticios. Desde un nuevo enfoque de un producto tradicional, incluso artesanal por innovaciones muy “vistosas” Por ejemplo, la empresa, Bodegas Fermenta, producen cerveza artesanalmente en un ambiente rural, pero vende globalmente a través de su tienda online. Otro ejemplo consiste en cultivo de un vegetal enfocado a mercado de lujo. En este caso, el guisante lágrima, su «caviar vegetal» que necesita 16 horas de trabajo para obtener un kilo de «ese oro vegetal«, elaborado en la gallega La Finca de los Cuervos. En muchos casos, es necesaria cierta dosis de creatividad para “dar vuelco” al negocio aparentemente ya muy maduro, de ahí que en algunas de las granjas de gallinas ecológicas, «no fabrican huevos, cuidan gallinas»

Tercer grupo de sectores emprendedores en lo rural son todas las empresas surgidas dentro de la tendencia social hacia lo local. Aquí entrarían todas las iniciativas de apoyo a otras actividades en los entornos ya conocidos, como por ejemplo creación de un diseño local del producto local, servicios dirigidos a la población del entorno o incluyendo compromiso social o medioambietal que suponga un valor añadido para el público local. Se apuestan por los yacimientos de empleo socialmente beneficioso como talleres artesanales que preserven técnicas tradicionales o simplemente cubran necesidades como actividades de deporte o ocio para mayores o niños. Pero también se dan casos muy emblemáticos como Huevos Fritos Verdes, una startup netamente rural, enfocada a repoblar un pueblo con emprendedores y que éstos puedan desarrollar sus proyectos con las mismas facilidades que lo hacen actualmente en la ciudad.

Turismos rural, es sin embargo, una de las apuestas seguras en muchos rincones de nuestra comunidad, y del país. Pero ya no hablamos meramente de una oferta de alojamiento rural, sino de una oferta diferencial, con valor añadido(cultural, gastronómico, de actividades) Un ejemplo curioso, es la apuesta por el turismo porcino desde el pleno corazón del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Esta iniciativa es el fruto de colaboración entre Destino Rural, una empresa de la promoción de la sierra, y la transformadora de productos cárnicos Jamones Eíriz. Se ofrece a los turistas, amantes del cerdo ibérico, posibilidad de conocer desde los caminos de acceso al campo, las bellotas recién caídas de los árboles, los propios cerdos en su ambiente o las porquerizas donde se revuelcan a gusto. O la almeriense Clisol que usa las hortalizas como destino turístico.

Evidentemente debo reconocer que emprender en el medio rural se enfrenta a algunas dificultades añadidas, como el aislamiento o menos infraestructuras a su alcance. Pero con inventiva y, en algunos casos, con el uso intensivo de las TIC, estas barreras pueden ser superadas. Personalmente preferiría que las acciones para mejorar el emprendimiento rural se centrarán en otros obstáculos, más intangibles, como alto grado de individualismo o localismo del habitante rural, o faltas de oferta formativa de calidad y casi completa inexistencia de iniciativas de apoyo (incubadoras, encuentros o difusión de buenas prácticas)

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

    Aviso de cookies